Bioética

La Bioética es la ciencia que integra el estudio de la vida y la ética de tal manera que su campo de estudio es la reflexión cabal sobre la vida humana. En CEVALFES, para la aplicación de la ética a las ciencias de la vida, mantenemos una búsqueda permanente de alternativas a las situaciones que se presentan en el área de la infertilidad humana, enmarcada en valores esenciales y principios morales asociados al desarrollo y preservación de la vida humana.

El deseo de contribuir a mejorar la calidad de vida de los pacientes guía nuestro ejercicio diario de la medicina y respetamos ante todo su dignidad. La persona y su bienestar físico y emocional como centro de todo lo que hacemos es nuestra prioridad.

A medida que avanza la Biomedicina Reproductiva, se hace más importante insertar sus avances en el marco de la bioética por las implicaciones que estos avances conllevan. Nosotros ubicamos nuestra conducta médica, de manera sistemática, en el contexto de la Bioética.

La reproducción asistida ha evolucionado de manera vertiginosa, de forma tal que permite el uso de técnicas y procedimientos en la actualidad que eran, hasta hace muy poco, impensables. Con este desarrollo, se le presentan al especialista en fertilidad situaciones complejas que requieren un análisis profundo para poder brindar alternativas éticas y ayuda a los pacientes en la toma de decisiones adecuadas.


En el Comité de Bioética CEVALFES, somos partícipes de los avances en la investigación y del surgimiento rápido de nuevas tecnologías en reproducción humana asistida. Y por ello promovemos discusiones sobre planteamientos éticos y variados puntos de vista para enlazar los intereses y derechos de los pacientes con el compromiso del médico con la sociedad a la que sirve.

Así, el Comité de Bioética CEVALFES es de naturaleza interdisciplinaria. Promueve el intercambio y discusión de opiniones no sólo a nivel de propio comité sino también con los propios pacientes. Este intercambio se nutre con información científica actualizada, con principios relacionados con la fertilidad humana y con las necesidades y sentimientos de los pacientes.


Ahora bien, es posible distinguir dos posiciones extremas ante los avances científicos y tecnológicos en el área de la fertilidad: Una actitud reaccionaria frente a las innovaciones o una aceptación ingenua y acrítica frente a todo lo nuevo. El desafío de nuestro Comité radica entonces en conjugar la defensa de la vida humana con estos avances científicos y tecnológicos.

Por ello, es que consideramos vital el fomento de la autocrítica, la revisión y el reconocer el valor de repensar permanentemente la práctica de la biomedicina reproductiva ante los desafíos actuales.