CEVALFES

CON LA ESPERANZA CIERTA DE UN EMBARAZO FELIZ


“...Cada vez que abrían la puerta para llamarme e indicarme que era mi turno para la consulta, me parecía que no sólo se abría una simple puerta, sino además una esperanza para mí y mi deseo de que alguien en algún momento de mi vida me dijera “MAMÁ”...”